Bienestar laboral: clave para los trabajadores

El bienestar laboral y la calidad de vida en el trabajo se han convertido en beneficios clave para los empleados.

Por eso, si las empresas quieren atraer y retener talento, van a tener que marcarse como una de sus prioridades el desarrollo de estrategias y planes enfocados a las necesidades de los trabajadores.

Los departamentos de recursos humanos tienen el reto de priorizar la salud física y mental de sus empleados, con acciones enfocadas a mejorar el clima laboral, aumentar la motivación, prevenir la aparición del estrés y fomentar un estilo de vida saludable.

El bienestar laboral en la gestión del talento

La gestión de personas es un desafío para los departamentos de recursos humanos, que tienen que hacer frente a las necesidades cambiantes de los trabajadores. Por ejemplo, a raíz de la pandemia, los empleados han puesto en el centro otro tipo de necesidades en el entorno laboral que van mucho más allá del salario o la progresión profesional.

La conciliación se ha convertido en una de las principales reclamaciones de los trabajadores y eso ya está significando que las empresas deben buscar nuevas formas para garantizar que sus empleados compaginen su vida laboral y personal, más que nunca.

Otra de las grandes necesidades surgidas en los últimos tiempos tiene que ver con la digitalización. Los cambios fueron rápidos y evidenciaron la necesidad de una formación continua de los trabajadores para la que las empresas deben estar preparadas. Fundamentalmente, porque serán ellas las grandes beneficiadas.

La implantación de metodologías de trabajo má ágiles, el refuerzo de la comunicación interna -especialmente en casos en los que el teletrabajo ha llegado para quedarse- o la creación de espacios comunes más seguros son otras de las cuestiones que las empresas deben ya tener en cuenta para mejorar el bienestar laboral en el contexto actual.

Ventajas del bienestar de los trabajadores para las empresas

La mejora del bienestar laboral no es una opción para las empresas sino una obligación. Esta política empresarial es clave para el éxito de su negocio, ahora más que nunca.

La salud laboral es, obviamente, altamente beneficiosa para los trabajadores pero también repercute en importantes ventajas para la empresa:

  • A mayor motivación, menor índice de absentismo laboral por cuestiones de estrés o depresión.
  • Con mayor satisfacción laboral, los trabajadores están más comprometidos y eso se traduce en un mejor funcionamiento de la empresa.
  • La motivación también aumenta el rendimiento y la productividad en el trabajo.
  • La conciliación retiene y atrae talento, lo que permite a la empresa contar con los mejores profesionales, que son los que harán crecer el negocio.
  • Un clima de bienestar laboral crea una cultura positiva y eso refuerza los valores de la organización, lo que mejora su imagen y, en consecuencia, sus ventas.

Por todo esto, las empresas han de ser conscientes hoy en día de que la calidad de vida en el trabajo es una política clave para sus resultados.

Estrategias de bienestar laboral

Para que una empresa tenga una ventaja real sobre su competencia, debe asegurarse de que sus trabajadores se encuentran en un entorno de trabajo saludable. Se deben tener en cuenta las necesidades de los empleados porque eso favorecerá a los intereses de la compañía.

Y, por tanto, el área de recursos humanos ha de adoptar las estrategias de bienestar laboral más adecuadas para conseguir los objetivos. ¿Por ejemplo?

  • Conciliación. Es un factor esencial en el bienestar de los trabajadores. La empresa debe dar flexibilidad y ayudar al trabajador a que se gestione su tiempo y sus responsabilidades para que pueda trabajar para vivir y no vivir para trabajar.
  • Formación. Los planes personalizados de formación permiten al trabajador mejorar su rendimiento actual pero también sentir que puede progresar en la empresa, lo cual incrementa su motivación.
  • ReconocimientoLas ‘palmaditas en la espalda’ para reconocer un esfuerzo o un trabajo bien hecho tienen un gran impacto emocional en los trabajadores.
  • Clima laboral. La satisfacción de todos los empleados debe ser una prioridad. No está de más testar de vez en cuando qué necesitan o en qué se puede mejorar su situación para que el ambiente de trabajo sea más agradable.
  • Incentivos. Una cesta de Navidad puede parecer una tontería pero un pequeño regalo, un pago extra, un descanso inesperado y otros incentivos de esta naturaleza pueden hacer mucho bien en la salud de los trabajadores y, por consiguiente, en los beneficios de la compañía.

Los departamentos de recursos humanos de las empresas serán los encargados de identificar qué necesitan los trabajadores para que su rendimiento sea mayor. Y es importante también personalizar esta cuestión, ya que la motivación de cada trabajador puede estar en factores diferentes. Mientras para algunos basta con tener desayuno gratis o gimnasio en las instalaciones de la empresa, para otros es más importante poder trabajar en remoto o que sus vacaciones duren un día más.

Claves para un buen plan de bienestar laboral

La estrategia para lograr el bienestar laboral en la empresa partirá del área de recursos humanos. Por tanto, es su cometido tomar las decisiones más correctas y aplicar las acciones concretas que mejoren la salud laboral de sus empleados.

El éxito de un plan de bienestar laboral dependerá de muchos factores. Por eso, es importante tener en cuenta algunos aspectos clave:

  • Conocer las necesidades del equipo humano de la compañía es primordial para poder aplicar en un sentido u otro un buen plan de bienestar laboral.
  • Reconocer las limitaciones de la empresa es básico. Por ejemplo, no se puede prometer teletrabajo a empleados cuya presencialidad es esencial para el desarrollo del trabajo: un albañil no puede construir una casa en remoto.
  • Saber qué es exactamente un plan de bienestar laboral. Cómo se hace, qué cuestiones hay que tener en cuenta para hacerlo, a qué cambios obliga a la compañía o cómo le repercute… Todo eso hay que valorarlo para poder equilibrar las necesidades de la empresa con las de los trabajadores.
  • Medir el éxito del plan. Una estrategia de bienestar laboral no debe ser inmovilista. Por eso, se deben usar herramientas de medición para saber si las decisiones tomadas tienen un efecto positivo en el negocio.

Aprender a aplicar un buen plan de bienestar laboral, correctamente diseñado y personalizado es también un reto para los departamentos de recursos humanos de las empresas.

Otros artículos

Duty of Care: La seguridad y salud en las oficinas físicas y virtuales

Siempre se ha dicho que la salud es lo más importante pero, a raíz de la pandemia, la salud laboral se ha convertido aún más en un tema central para las empresas y para los trabajadores. Hablamos, claro está, tanto de salud física como de salud mental.

Desconexión digital: 'Workation'

Seguro que has oído hablar de los nómadas digitales y de cómo, desde que irrumpió la pandemia, cada vez más empleados que trabajan en remoto lo hacen desde hoteles en zonas turísticas o villas en plena naturaleza.

People Analytics: Indicadores claves

La transformación digital de las empresas genera grandes oportunidades a las compañías pero también supone nuevos retos de cara a la consecución de los objetivos.