¿Cómo pueden los líderes empresariales promover la salud holística de los empleados?

Si pensamos en por qué las empresas deben cuidar de la salud holística de la plantilla, la respuesta es muy simple: porque todas las áreas del día a día están interconectadas y un cambio en una de ellas, puede afectar al resto

Por eso, el concepto de bienestar en los empleados contempla la salud desde un enfoque más global, que incluye condicionantes físicos, emocionales, financieros y sociales. Pero ¿qué más deben tener en cuenta los líderes empresariales para promover el bienestar de sus empleados?

El reto pasa por abarcar todos los aspectos que intervienen en la satisfacción de la fuerza laboral y que influyen directamente en su productividad: motivación, reconocimiento, carga de tareas… No obstante, es necesario que este desafío incluya a la parte más alta del organigrama y, siendo proactivos, los directivos conseguirán que su equipo evolucione hacia una empresa saludable. Porque no hay que olvidar que la implicación de los trabajadores en la planificación, la instauración y la valoración de los programas de salud resulta indispensable para que estos sean un éxito.

Por otro lado, hay que tener presentes las múltiples ventajas que conlleva velar por el bienestar de la fuerza laboral: empleados más sanos y felices, menor absentismo, mayor competitividad y, en consecuencia, mayores rendimientos. Ahora bien, para obtener todos estos beneficios y promover la salud y bienestar de la plantilla, ¿qué pautas deben seguir los líderes empresariales? Desde Humans 4 Health by Cigna las explicamos:

  • Desarrollar una cultura corporativa que sitúe la salud integral en el centro. Para que las empresas promuevan la salud holística de los empleados, es esencial que fomenten una cultura organizacional con acciones orientadas a cuidar todos los aspectos que influyen en el bienestar integral de los trabajadores. Pero, también, que las comuniquen adecuadamente. En este punto, el papel de los directivos es clave, pues deben de transmitir claramente la filosofía saludable de la empresa y el papel que desempeña cada trabajador dentro de este nuevo escenario. Para ello, será preciso que conozcan las necesidades de la plantilla en materia de salud y bienestar a través de sistemas que les permitan escuchar las demandas de los trabajadores y recabar feedback sobre las iniciativas existentes.
  • Establecer la salud emocional como una de las prioridades. El impacto del estrés en la salud o las dificultades que muchas personas experimentan para desconectar del trabajo hacen que el cuidado de la salud mental sea fundamental en las empresas. Bajo esta premisa, las compañías pueden impulsar seminarios o talleres de coaching con profesionales acreditados que ayuden a gestionar el estrés, proporcionen técnicas con las que mejorar la productividad y la concentración, o ejercicios de desconexión digital para poner en marcha una vez terminada la jornada laboral.
  • Incluir las necesidades particulares y familiares de los empleados en el plan de salud. Para mejorar la productividad y el grado de satisfacción del empleado es muy útil conocer el papel que desempeña la familia en la vida de la plantilla, así como su influencia en el bienestar personal. La razón es que los vínculos familiares cumplen un papel crucial en la salud de los empleados, ya que tienen un impacto directo en las emociones que experimentan las personas. De ahí la importancia de extender los servicios de salud a los allegados del equipo.
  • Concienciar sobre la importancia de tomar el control de la salud. Para ello es muy útil que los trabajadores tengan acceso a recursos que les ayuden a saber cómo mejorar su bienestar dentro y fuera del puesto de trabajo. En este sentido, las herramientas digitales puedan jugar un papel protagonista en el plan de salud integral de las compañías.

Además de seguir estas pautas, para promover la salud integral del equipo es imprescindible medir los resultados del plan implantado, conocer las iniciativas que funcionan y las que no, las que tienen aceptación y aquellas que quizá deban replantearse. Las encuestas de clima laboral y las de pulso son los instrumentos más habituales para conocer la opinión de los trabajadores.

No obstante, no basta con implementar una serie de acciones y medir sus efectos. Es necesario ser constantes en la mejora continua de la salud y el bienestar de la empresa, adaptándose a la realidad de cada momento. Y es que, no hay que olvidar que la vida de los empleados se ha vuelto más compleja y su bienestar está compuesto por múltiples áreas estrechamente interconectadas entre sí y en constante transformación: los asuntos familiares, la situación económica, la vida privada, el ámbito laboral, una red de apoyo cercana o el acceso a la atención médica.

En este momento, más que nunca, es preciso que los líderes empresariales se marquen como objetivo mejorar la salud integral de sus empleados. ¡El momento es ahora!

Otros artículos

¿Por qué es tan importante la formación en la empresa?

El mundo empresarial, como la sociedad en su conjunto, se encuentran en continuo proceso de transformación y mejora.

Transformación digital en la empresa: los empleados, la clave del éxito

La transformación digital en una empresa es un cambio asociado a la aplicación de tecnologías digitales con el objetivo de mejorar la eficiencia o generar nuevas oportunidades de negocio, entre otros muchos beneficios.

Todo lo que hay que saber para maximizar el bienestar integral en entornos de trabajo híbridos

¿Trabajo presencial o teletrabajo? La mayoría de empresas optan por un entorno híbrido, que permite aunar las ventajas de uno y otro sistema