¿Cómo reforzar la motivación de los empleados que realizan teletrabajo?

El teletrabajo supone para los empleados un importante cambio laboral que repercute directamente en su vida personal.

El espacio de trabajo es el mismo que el de su entorno privado y, en algunos casos, las líneas de separación entre uno y otro pueden ser complicadas de mantener, con todo lo que eso conlleva.

La irrupción del teletrabajo durante la pandemia obligó a muchas empresas a implantar este modelo de trabajo para mantener su actividad dentro de la máxima normalidad posible. En muchos casos, este sistema se ha mantenido, y el teletrabajo se ha descubierto como una forma efectiva de mejorar el bienestar de los empleados, ya que permite una mayor conciliación.

El teletrabajo ha supuesto para la mayoría de empleados un importante cambio profesional y eso significa que las empresas han de estar pendientes del bienestar laboral de sus trabajadores aunque no estén en la oficina.

Importancia de la motivación en el teletrabajo

Diversos estudios corroboran que la motivación de los trabajadores es clave para incrementar la eficiencia y la productividad en las empresas. Por eso, para muchas organizaciones se ha convertido en un aspecto estratégico y de vital importancia.

Los empleados más motivados son también los que muestran un mayor compromiso con la empresa, y por eso la organización ha de buscar la manera de estimular a sus empleados siempre, mucho más en una situación de teletrabajo. El bienestar de la empresa pasa por la satisfacción de los empleados, y la compañía no puede olvidarse de este aspecto sea cual sea el lugar desde el que su fuerza laboral desempeña sus tareas.

Para algunos trabajadores es más complicado seguir motivados, ya que no todo el mundo en estas circunstancias tiene la misma capacidad para gestionar su tiempo de manera eficiente. ¿Cuáles son las claves para mantener la motivación de los teletrabajadores?

  • Aprovechar el uso de las tecnologías para mantener una comunicación fluida.
  • Obtener feedback continuo por parte del equipo y de los responsables del mismo.
  • Respetar los horarios y los tiempos de descanso.
  • ? Priorizar una buena organización del trabajo para evitar el desgaste profesional con plazos inabarcables.
  • Fomentar la unidad del equipo aunque sea a distancia.

Consejos para motivar al teletrabajador

Para que un empleado siga motivado cuando está teletrabajando, la organización puede aplicar una serie de acciones concretas. Teniendo en cuenta las claves anteriores, la compañía puede:

  • Mantener una comunicación interna transparente y abierta para asegurar la plena integración de los teletrabajadores.
  • Promover el sentimiento de pertenencia para reducir la incertidumbre. Es necesario hacer sentir a los empleados que siguen siendo importantes para la compañía.
  • Recompensar la creatividad, animar a los trabajadores a que propongan ideas, utilizar herramientas colaborativas y realizar reuniones en vídeo para que todos se sientan escuchados.
  • Realizar un seguimiento de los empleados para analizar posibles puntos de mejora. El feedback es todavía más importante cuando se trabaja a distancia.
  • Procurar que la conciliación sea efectiva y que no se difuminen los límites entre el trabajo y la vida personal de los empleados. Hay que poner especial cuidado en asegurar el correcto descanso de los trabajadores.

Otros artículos

Duty of Care: La seguridad y salud en las oficinas físicas y virtuales

Siempre se ha dicho que la salud es lo más importante pero, a raíz de la pandemia, la salud laboral se ha convertido aún más en un tema central para las empresas y para los trabajadores. Hablamos, claro está, tanto de salud física como de salud mental.

Desconexión digital: 'Workation'

Seguro que has oído hablar de los nómadas digitales y de cómo, desde que irrumpió la pandemia, cada vez más empleados que trabajan en remoto lo hacen desde hoteles en zonas turísticas o villas en plena naturaleza.

People Analytics: Indicadores claves

La transformación digital de las empresas genera grandes oportunidades a las compañías pero también supone nuevos retos de cara a la consecución de los objetivos.