La comunicación interna, clave para potenciar el engagement

La comunicación interna en un elemento esencial para las organizaciones, especialmente cuando en muchas de ellas el teletrabajo ya resulta algo cotidiano.

Diseñar una efectiva estrategia de comunicación interna es primordial para la cohesión de los equipos, al mismo tiempo que refuerza la seguridad y confianza de los empleados en la organización. Por esa razón, diseñar una estrategia de comunicación interna efectiva ofrecerá múltiples beneficios a la organización, tanto a corto como a largo plazo.

Uno de estos beneficios es que una buena comunicación interna es clave para potenciar el denominado employer engagement, entendido este como el compromiso de los empleados con la compañía. De esta manera, la estrategia de comunicación interna deberá basarse en los siguientes cuatro pilares:

  • Reforzar el sentimiento de pertenencia a la compañía. La planificación y ejecución óptima de una estrategia de comunicación logrará que los empleados se impliquen más con la empresa y refuercen su sentimiento de pertenencia. Gracias a la puesta en marcha de experiencias que les liguen emocionalmente a la organización, el engagement de la plantilla será mayor y se reforzará la confianza de los trabajadores en la empresa al sentir que esta se preocupa por su bienestar. Esto, a la larga, repercutirá en la rentabilidad del negocio.
  • Solventar situaciones de crisis. Los empleados pueden llegar a sentirse desbordados por las circunstancias externas, llegando incluso a padecer estrés. Por ello, es esencial que la empresa cuente con un plan de actuación que ayude a resolver estas situaciones, evitando que la credibilidad y la estabilidad del negocio se vean afectadas. Este procedimiento deberá partir de un análisis de las fortalezas y los puntos débiles de la organización, para evitar cualquier tipo de fallo a la hora de comunicar la situación o los diferentes escenarios.
  • Evitar bulos, rumores o ‘Fake News’. Una noticia falsa sobre el funcionamiento interno de una empresa puede llegar a arruinar la reputación de cualquier compañía. Más aún si esta información procede de un integrante de la misma. Por ello, es importante que las organizaciones hagan un seguimiento de qué es lo que más preocupa a la plantilla. De este modo, podrán atender directamente el problema y evitar cualquier rumor. Lo ideal es ofrecer a los empleados diferentes canales de comunicación mediante los cuales poder plantear cualquier duda o necesidad e informarse de asuntos relativos a la empresa. La información que se transmita deberá ser clara, transparente y coherente, con mensajes precisos e igualitarios para todos.
  • La comunicación interna también influye en el cliente. Un empleado satisfecho se convierte en un cliente satisfecho. La comunicación interna efectiva es una fuerza poderosa que, según algunos estudios, puede llegar a aumentar en un 40% la satisfacción del cliente final y un 36% el rendimiento general de la compañía. Por tanto, tener una comunicación bidireccional de calidad con los empleados es, hoy por hoy, una función comercial clave que inspira y que alinea a toda la organización.

Otros artículos

Diez tendencias que marcarán la gestión de personas en las organizaciones en 2021

En los últimos meses, los departamentos de Recursos Humanos han tenido que hacer frente a varios desafíos, entre los que destacan los cambios organizativos por el teletrabajo.

¿Cómo podemos potenciar la felicidad organizacional?

Este concepto hace referencia al nivel de satisfacción personal y grupal de los empleados en relación con el puesto de trabajo que ocupan y con la propia organización.

Inteligencia emocional y su impacto en el entorno laboral y de equipo

La inteligencia emocional y su impacto en el entorno laboral y de equipo son temas ampliamente estudiados en el ámbito académico y de los recursos humanos.