¿Por qué es tan importante la formación en la empresa?

El mundo empresarial, como la sociedad en su conjunto, se encuentran en continuo proceso de transformación y mejora.

El mundo empresarial, como la sociedad en su conjunto, se encuentran en continuo proceso de transformación y mejora. Por eso, las habilidades profesionales que nos valen en un momento determinado se pueden llegar a quedar obsoletas. Eso significa que es necesario reciclarse, lo que para una empresa significa que sus propios empleados deben encontrarse en constante proceso de actualización de conocimientos y habilidades.

¿Qué es la formación continua en la empresa y para qué sirve?

La formación empresarial o formación continua en la empresa es el conjunto de acciones que una compañía destina a mejorar la preparación y las competencias de sus trabajadores, con el objetivo de equilibrar las aptitudes de sus empleados con las exigencias de su puesto en la empresa.

Con esto nos referimos a los conocimientos y a las habilidades con objeto de mejorar en cuanto a eficacia, eficiencia, rentabilidad y competitividad. A su vez, esto repercute en los resultados de la compañía. En este sentido, el aprendizaje desde el punto de vista tecnológico juega un papel muy importante, ya que es uno de los ámbitos de donde se experimentan cambios de manera muy rápida.

Por tanto, las empresas que apuestan por la formación continua dentro de la organización, no solamente hacen que sus trabajadores sean mejores sino que mejoran sus negocios.

¿Cómo se consigue? Por lo general, a través de cursos o entrenamientos que permitan a los empleados mejorar sus competencias profesionales y que sean compatibles con su desempeño diario dentro de la empresa.

Ventajas de implementar un plan de formación en tu empresa

Beneficios para los empleados

  • Fomenta el desarrollo profesional del empleado, aumentando sus posibilidades de promoción.
  • Incrementa la estabilidad laboral porque las empresas que invierten en la formación de sus empleados después no les quieren dejar marchar.
  • Aumenta el bienestar laboral por la satisfacción y autorrealización de seguir creciendo en la compañía.
  • Mejora de la motivación del trabajador porque sabe que su empresa se preocupa por su carrera profesional.
  • Aumento de la confianza de los empleados, que se ven capaces de desempeñar nuevas labores y asumir mayores responsabilidades.
  • Mejora la capacidad de adaptación a los cambios y esto reduce el estrés laboral.

Beneficios para la empresa

  • Incrementa la productividad y la competitividad de la empresa porque sus empleados tienen mayor formación, están más motivados y son más productivos.
  • Aumenta la calidad de los productos y servicios que comercializa la compañía.
  • Mejora de los procesos productivos por la mayor facilidad para implantar soluciones innovadoras.
  • Mejora la eficiencia en el proceso productivo y optimización de recursos.
  • Aumenta la polivalencia y flexibilidad de los empleados para desempeñar diferentes funciones dentro de la compañía.
  • Mejora la ventaja competitiva de la empresa respecto a su competencia.
  • Incrementa el compromiso de los trabajadores con la organización.
  • Refuerza la cultura corporativa dentro de la compañía porque los empleados se sienten parte de la misma.
  • Permite a la compañía porque se mejora la reputación de la empresa.
  • Mejoran los resultados económicos como consecuencia de la mejora de la productividad y de todas las ventajas anteriores.

Cómo diseñar un plan de formación para tu empresa

Como hemos visto, la formación dentro de la empresa es muy importante para el bienestar de la empresa en su conjunto.

Por eso es necesario planificar bien el plan formativo de una organización para obtener los resultados deseados.

Como hemos dicho, la inversión en este apartado casi siempre tiene a la tecnología como centro de atención. Y, por eso, teniendo en cuenta estos puntos, se podrá implantar un plan de formación empresarial más adecuado. ¿Cómo hacerlo?

  1. Identificar las necesidades formativas dentro de la compañía. ¿Crees que todos tus trabajadores necesitan una formación sobre el uso de un determinado software si solamente lo utilizan tres trabajadores en toda la organización?
  2. Calcular el presupuesto. En base a cuántos trabajadores y qué necesidades de formación existen en tu compañía, realiza una estimación de cuánto te costará poner en marcha dicho plan de formación.
  3. Diseñar un plan formativo. Determina si será presencial u online, determina los objetivos que pretendes alcanzar, selecciona el contenido del curso formativo, busca a los formadores más adecuados (ya sea dentro o fuera de tu empresa), programa el plan para que no interfiera en la actividad diaria de la empresa, etc.
  4. Fija un sistema de evaluación de resultados. Debes obtener feedback por parte de los empleados para saber si realmente ha sido de utilidad este curso formativo y si es de aplicación efectiva dentro de tu empresa.

Para que un plan de formación en la empresa tenga éxito, la compañía ha de ver que lo aprendido en dichos cursos se aplica de manera efectiva en su actividad diaria y, sobre todo, que tiene una repercusión positiva en sus resultados empresariales. Por eso, si es útil para los trabajadores, lo será también para la organización. De ahí la importancia de contar con un buen plan de formación empresarial.

Otros artículos

Transformación digital en la empresa: los empleados, la clave del éxito

La transformación digital en una empresa es un cambio asociado a la aplicación de tecnologías digitales con el objetivo de mejorar la eficiencia o generar nuevas oportunidades de negocio, entre otros muchos beneficios.

Todo lo que hay que saber para maximizar el bienestar integral en entornos de trabajo híbridos

¿Trabajo presencial o teletrabajo? La mayoría de empresas optan por un entorno híbrido, que permite aunar las ventajas de uno y otro sistema

Diversidad generacional en la empresa: todas las claves para transformarla en una ventaja competitiva

Baby boomers, generación X, millennials… Actualmente, el entorno laboral cuenta con la coexistencia de varias generaciones diferentes trabajando codo con codo.