Trabajo colaborativo en el contexto virtual

El auge de los nuevos entornos de trabajo híbridos hace que sea más importante que nunca rediseñar los flujos de trabajo, las vías de colaboración entre compañeros y el espacio donde se realizan las labores profesionales.

Y es que todos estos aspectos tienen un impacto directo en el bienestar integral de la plantilla y en el éxito global de la organización, pues determina la capacidad para hacer frente a la adversidad y para superar retos como equipo.

Por esta razón, es esencial que los profesionales de Recursos Humanos valoren la manera en la que los nuevos modelos de trabajo pueden suponer una oportunidad para incrementar el engagement del equipo, mejorando las relaciones interpersonales entre compañeros y, en consecuencia, el bienestar integral dentro de la organización.

Pero antes, es importante tener en cuenta que cada empleado es diferente y tiene ideas, valores y puntos de vista distintos. Algo esencial en un entorno en el que todos los integrantes de la compañía trabajan de manera descentralizada para alcanzar un mismo objetivo, promoviendo la sensación de conexión.

Ahora bien, ¿por qué el trabajo colaborativo ayuda a hacer equipo y refuerza la salud integral de la plantilla? ¡Desde Humans 4 Health by Cigna te lo contamos!

  1. Impulsa el pensamiento creativo.
    Como sistema empresarial que reúne a personas de diferentes departamentos para aportar sus ideas y conocimientos con una meta establecida, el entorno colaborativo permite aprovechar el expertise de cada empleado, impulsando el pensamiento creativo, un factor que conduce a los mejores y más innovadores resultados. La razón es que la intersección de conocimientos entre departamentos puede ayudar a que fluyan las ideas.
  2. Refuerza el compromiso de los empleados .
    Además, al hacer al empleado partícipe del día a día de la empresa hace que se sienta valorado, lo cual ayuda a disminuir la ansiedad y los sentimientos de soledad que pueden llegar a desarrollarse al trabajar de forma virtual durante largos periodos de tiempo.
  3. Fortalece la red de apoyo en la empresa.
    Al mismo tiempo, el compromiso de los empleados con la empresa se ve reforzado. Y es que a través de un ambiente laboral positivo, donde las relaciones interpersonales son más empáticas, se fortalecen los lazos de cooperación y se facilita el flujo de comunicación, lo que implica que se maximicen las capacidades del trabajo en equipo.
  4. Impulsa el desarrollo profesional.
    También es más sencillo distribuir los picos de trabajo, lo que evita situaciones de estrés y, al mismo tiempo, los resultados se enriquecen, sumando competencias, propuestas y perspectivas personales de cada empleado. Todo ello, contribuye a construir y fortalecer una sólida red de apoyo en la empresa que potencia los vínculos emocionales entre compañeros y enseña a gestionar posibles conflictos derivados del día a día.
  5. Limita el impacto de la soledad.
    Por otro lado, a pesar de estar hablando de una fórmula de trabajo en conjunto, este tipo de entorno laboral fomenta los objetivos individuales, ya que en un entorno de colaboración hay mucho espacio para el desarrollo profesional. Gracias a ello, se mejora el bienestar de los empleados, puesto que alcanzar objetivos individuales es más gratificante cuando hay otras personas alrededor que participen en las consecuencias positivas de un trabajo bien hecho. ¡Compartir objetivos con otros compañeros impulsa la motivación para alcanzarlos!
  6. Optimiza recursos y tiempo.
    Desde el punto de vista operativo, el trabajo colaborativo también permite optimizar el tiempo, un recurso muy preciado en el ámbito laboral. La razón es que este sistema de trabajo promueve la automatización de muchos procesos y la centralización de documentos y archivos en una sola herramienta, facilitando el intercambio de tareas entre compañeros. Todo es mucho más accesible y rápido, lo que reduce el estrés por exceso de trabajo y la ansiedad.

Todas y cada una de las razones expuestas explican por qué en un ambiente de confianza y comunicación abierta, el trabajo en equipo y la productividad pueden alcanzar nuevas cotas.

En definitiva, la transparencia, la constancia, el compromiso y la empatía que derivan de este sistema de trabajo conjunto, repercuten en el bienestar integral del empleado contribuyendo a obtener los mejores resultados. Trabajar en un entorno de colaboración es el mejor camino hacia el éxito, ya que nos da la oportunidad de unir fuerzas, obtener apoyo y utilizar nuestros puntos fuertes para alcanzar nuestros objetivos personales.

Otros artículos

Duty of Care: La seguridad y salud en las oficinas físicas y virtuales

Siempre se ha dicho que la salud es lo más importante pero, a raíz de la pandemia, la salud laboral se ha convertido aún más en un tema central para las empresas y para los trabajadores. Hablamos, claro está, tanto de salud física como de salud mental.

Desconexión digital: 'Workation'

Seguro que has oído hablar de los nómadas digitales y de cómo, desde que irrumpió la pandemia, cada vez más empleados que trabajan en remoto lo hacen desde hoteles en zonas turísticas o villas en plena naturaleza.

People Analytics: Indicadores claves

La transformación digital de las empresas genera grandes oportunidades a las compañías pero también supone nuevos retos de cara a la consecución de los objetivos.